Archivo | noviembre, 2012

El niño del corazón blanco

1 Nov


Una noche que nevaba en Nueva York, Justin y yo estuvimos jugando a las cartas en la cama, hablando de nuestra infancia, riendo… Me contaba que de pequeño pintaba siempre corazones blancos porque tenía un cuento holandés que narraba que los príncipes tenían el corazón puro y limpio como la nieve.

Vikingo, permíteme que hoy haya contado esta pequeña anécdota. Porque yo te recuerdo cada día de mi vida, no hoy porque sea 1 de noviembre. Para mí siempre vas a tener el corazón blanco de un príncipe. Siempre vas a ser puro y limpio como la nieve.

PD. Mamá, cuídamelo.