Archivo | septiembre, 2011

El amor no sabe de crisis

26 Sep

1pintada.JPG

Veo con estupor estos días como la madre de una tipa “mala” (dicen) campa a sus anchas, cuchillo en mano, en un reality de la tele y por seguir haciendo caja bajo el horror de concursantes, de propios y de extraños. Y lo hace mentando a Dios con absurdo compañerismo, como si éste fuese un colega que arropase a esa “mala” (dicen) con gratuito fervor.

He visto estos días como nuestra diva más internacional, Sara Montiel, ponía en venta su piso histórico del barrio de Salamanca de Madrid con un vídeo costumbrista al cubo, al más puro estilo Almodóvar, porque los tiempos no corren como antaño.

He visto hace poco como una diputada le decía a una ex ministra “es que tú eres muy muy cerda” como si todo valiese a costa de unos minutos de gloria que se traducen siempre en unos euros de más en el triste monedero del simple mortal.

Veo con terror como casi todo vale en casi todos los sitios, dignidades perdidas, por un euro de más en unas cuentas que tiritan.

Y entre tanta visión, estos días, caminando cerca de casa, me topé con un chaval que no había escatimado en gastos a la hora de hacerse con un cargamento de pintura en spray roja. Roja como el corazón, que nunca supo de euros. Ahí han quedado grabadas esas letras “te amo, dame una oportunidad”, gritando al mundo que a pesar de todo hay cosas por las que uno sigue luchando, gastando, despilfarrando…

Y  es que al final, hay cosas que nunca entenderán de crisis. Cosas por las que siempre lucharemos, cueste lo que cueste.

PD. Os leo. Os sigo. Os extraño. Os espero.

Anuncios