Archive | agosto, 2011

Aquellos veranos

29 Ago

 caracolas.JPG

Cigarras que despertaban siestas. Mercadillos de fruta. Petunias de colores. Rosas perfumadas poblando el jardín. Bombones helados a media tarde. Tapias de piedra que escondían caserones misteriosos. Meriendas de piñones. Robles cobijando butacas de mimbre. Llamadores de viento tintineando bajo una higuera. Velas que chisporroteaban en vasos con cristales de colores. Cestas cargadas con caracolas.

Hay infinitos pensamientos que me transportan a aquellos veranos infantiles donde el tiempo era una caprichosa tortuga maestra en dilatar la vida. Es curioso como de niño el verano parecía eterno y hoy tan sólo es un viento del sur que corre detrás de un cohete.

Estos meses, este verano me ha tocado de nuevo trabajar en la tele. Doy gracias por tener trabajo cuando medio mundo no lo tiene. Pero muchas tardes, entre el silencio de una siesta bajo un pino y el griterío de mis sobrinas en la piscina de mi padre, he recordado todas esas pequeñas cosas que han hecho enorme mi infancia. Y he extrañado aquellos veranos que pueblan de sonrisas mi memoria…

Las caracolas de la foto siguen estando en cestas en el baño de mi madre.

PD. Sigo estando cerca si me necesitáis. Porque no hay que estar visible para sentir que te arropan el corazón cuando éste siente frío.