Archive | junio, 2011

Mujeres de junios

28 Jun

junios.jpg

Este 28 de junio cumple años mi hermana pequeña. También cumpliría mi madre. Dos de las mujeres que forman el epicentro de mi vida, desde distintos lugares, y que el destino quiso que naciesen el mismo día.

Hoy se cumplen 8 cumpleaños ya sin mi madre. La herida ya sólo duele cuando pasas el dedo por la inmensa cicatriz del alma y presionas. Y es bueno que así sea. No debe doler siempre porque todo sigue. Pero no debe dejar de doler nunca porque mientras duele recordamos.

Yo tengo la suerte de ver a mi madre cada día en los ojos de mis sobrinas, en las manos de mis hermanas, en sus perfiles, en sus andares, porque son clones de una misma mujer raíz.

Hoy os dejo esta foto de hace años en Ibiza. Mi hermana Laura y yo leemos juntos frente al mar bajo un mismo cobijo. Podría ser mi madre porque ambas se sientan, leen, huelen y respiran de casi idéntica manera. Podría ser mi madre porque en su piel hay dibujadas casi las mismas leyendas y tenerlas cerca me reconforta.

PD. Simplemente a ellas. Por estar. Aquí o allá.

Recompensas

17 Jun

pantojakiko-2.jpg

Anoche la televisión devolvió a Isabel Pantoja y a Kiko Rivera todos los minutos robados con lágrimas durante 27 años. Y lo hizo, la tele, con la misma generosidad con la que la mujer lapidada se sentaba de nuevo para decir que ella también sentía, que no era de cemento. Y que había sufrido lo indecible.

Fue un momento memorable que no vamos a olvidar. Fue la hora de recompensar a aquella viuda que un día nos dejó mudos y con el corazón en un puño cuando un toro arrancaba el hálito a Paquirri y que tiempo después la televisión golpeó como si fuese un saco de arena, sin que importase si le dolían los golpes.

Anoche se abrió un camino de reconciliaciones, no sólo entre Isabel y un comunicador, ni siquiera entre una estrella y una cadena, sino entre una mujer injustamente enjuiciada y un medio, el de la tele. Ese en el que nos movemos los comunicadores y que es inmenso y grandioso, para lo bueno y lo malo.

Anoche volví a emocionarme con la generosidad de esa misma mujer que me hizo llorar hace 27 años. Mucho ha cambiado el mundo, pero nada cambia en el corazón y en los sentimientos de las personas.

Anoche se tendieron recompensas y la vida colocó de nuevo, como los cauces de un río desbordado, las aguas en su sitio.

PD. A los que viven para hacer sonreír a otros de felicidad, aunque la vida les apalee.

Caminos

1 Jun

caminosdos.JPG

Anoche me metí en la cama pensando en mi madre, que nació en un mes de junio, como mi hermana pequeña. Pensando en este primero de mes, aniversario de la muerte de Rocío Jurado y en esa lucha por vivir que debate su viudo en un hospital sevillano. También pensé en Sue, una de nuestras blogueras, que hace días confesaba en este blog que por fin ha terminado su lucha contra el cáncer después de años en el incierto filo de un cuchillo.

Eso es la vida, un montón de caminos de ida y vuelta. He soñado toda la noche con esos caminos, los de mi familia, en los que mi madre campaba feliz, en esos meses de junio de mi infancia llenos de sol y sonrisas. Eso es la vida también. Unos que llegan, otros que parten, infinidad de caminos que se cruzan.

Anoche me dormí con esta foto, capturada por Pablo hace unos días en la sierra, en la retina. Dos estelas paralelas en el cielo, dos pájaros de humo, dos colas de novia de dos aviones, seguramente con distintos caminos. Y me dormí. Hoy he despertado buscando esos pájaros de humo, pensando en los caminos de otros, en los destinos, en los regresos. En tantos caminos de ida y vuelta que andamos y desandamos. Hoy celebro con Sue el seguir caminándolos.

PD. Os leo cada noche con atención, no lo dudéis. Por eso sigo haciendo extensiva a todos mis posdatas, a todos, porque los foros se multiplican y es complicado extender mensajes personalizados a la inmensidad. Gracias a los que siempre habéis estado, desde el primer camino virtual hasta hoy.