Archivo | julio, 2010

Cuarenta

21 Jul

escanear00131.jpg

Mucho ha cambiado la vida desde aquel 21 de julio de 1970 pero todo queda en la mirada de aquel niño que fui y que sigo siendo. Porque todo queda cuando uno sabe conservar la inocencia para seguir creyendo en el misterio de la vida.

PD. Gracias a todos los que habéis estado y estáis. Gracias a los que han de venir aún. Gracias mamá un año más por vigilarme desde algún lugar.

Anuncios

Diamantes en el camino

14 Jul

diamantesbrutos.jpg

Un reptil de piedras bordea un sendero. Una rodaja de tronco, anclada a la tierra, recuerda que algún día un roble dio sombra. Un murete de rocas desiguales delimita la entrada a un campo vallado. Al fondo, donde un pico de lobos engulle al sol cada tarde, dos cedros apuntan a un cielo limpio, poderosamente azul y con una nube roja.

No lo he soñado. Lo he visualizado esta tarde desde el diván del jardín mientras leía algunas de las cosas que me siguen escribiendo personas que no he visto nunca pero que están ahí, entre el reptil de piedras que bordean tantos caminos. Una de esas personas me ha escrito tanto últimamente que empiezo a conocerle. No llega a los veinte años pero está lleno de corduras. Ha desnudado su alma para gritarme todo lo que quiere conseguir en la vida. Sé cuando está triste aunque no le vea llorar, cuando ríe aunque no le vea sonreír y cuando ansía manos abiertas aunque no las pida.

Me he vuelto a topar, como tantos julios cuando algunas tardes de calma me permiten leer mucho de lo que me escribís, con algunos de esos carbones en los que a poco que rasques aparece una gema casi perfecta e indestructible. Los caminos están llenos de diamantes. Quizá sólo debemos detenernos un momento para encontrarlos.

ENHORABUENA A NUESTRA SELECCIÓN. Estos son diamantes ya pulidos. Lloré con Iker Casillas, como otro niño más.

(Para los que habéis preguntado por mi nueva temporada de radio, deciros que el blog seguirá mientras vosotros queráis y que sigo en Telecinco pero no me voy de COPE, al menos aún).

PD. Carlos, hay en ti ese diamante, desnúdate de la piel de carbón y brillarás mucho más de lo que crees. Perséfone sé que me lees, escribas o no. Me gusta verte alegre estos días Kenia. ¿Se puede escribir sin ñ Camila Parker? Cuidado con los muffins y demás. No somos tan modernos Susana, te doy la razón, yo pienso seguir luchando por rasgar tabúes. Mumu ¿ya de vacas hasta septiembre? ¿Dónde se firma? Me gusta cuando te vistes de azul y pantalones morillos. Trixie un día te toparás con un queso-trampa. Javi tapersx sigue luchando. La envidia siempre acecha a los mediocres Cristina Naranjo. Sal del horno Franja que te vas a chamuscar. ¿Ahora también me susurras Erin? El tiempo siempre da y quita ranzones, y tantas otras cosas toñi. Buen verano Latva, entre cunas y dulces niñadas.

Mercedes no sé ser no agradecido con todo lo que recibo. Me gustan tus chanclas amarillas. Laura me alegra tu vuelta a la semi normalidad. Sue siempre debe haberla, siempre. Tú sabes bien de lo que te hablo.

Pablo L ganó España. Igual me debes unas gambas en una noche cómplice.

Amar sin grilletes

6 Jul

casillas-saracarbonero.jpg

¿Qué dirán ahora las absurdas bocas de aquí y de allá que tantas tintas derramaron para culpar a una mujer de la derrota de un hombre? ¿Tiene tiempos establecidos el amor? ¿Tiene prohibiciones personales la profesionalidad?

Ahora callarán, algunos mediocres, porque sería imposible retractarse para decir que Sara Carbonero es la profesional que baja al campo para contar a otros lo que sucede. Eso es la base de la comunicación, ver y contar. Y hay tanto que contar cuando Iker pisa un campo de juego.

Intuyo que algunos confunden amor con trabajo, y que algunos otros siguen arrastrando, como pesados grilletes sin tiempo, ese absurdo machismo que convierte la igualdad en ciénaga. Pobres.

Me gustan Iker y la selección aunque no me guste siempre el fútbol. Me gusta la gente que lucha para convertir en éxito cada gota de sudor. Y me gusta Sara, porque vive, como yo, para contar a otros parte de la vida. El amor es otra historia. Y también me gustan los que lo viven sin miedo. Porque el que tiene miedo a amar es porque nunca ha amado. Yo siempre he amado sin grilletes, como hacen Iker y Sara aunque a algunos les provoque urticaria.

PD. A veces las murallas hablan Susana. El tiempo vuelve serenos los meses que no lo fueron alguna vez Toñi. Gracias Gorka por tus primeras letras en el blog. ¿37,7 son tus medidas? Camila Parker ya estarás por tierras inglesas. Que vaya bien querida. Hay muchos bichillos en el blog Trixie. Perséfone junio da buenas estrellas. Kenia es bueno soñar con castillos para saber cómo abordarlos. Erin me has llamado ¿amore? Cristina Naranjo a mí también me gustan las tormentas de verano. Gracias por tus poesías asterisco *. Gracias por volar con mis textos Javi tapersx. Suerte en Dorchester Franja. Ángela yo tengo estrellas que me vigilan. Mercedes te imagino siempre mimando el hogar, a ti Latva meciendo cunas. Mumu a ti no te gustará este post aunque no habla de fútbol sino de libertades.

Hay tiempos que nunca cambian en la memoria Velvetina. Cuanta razón Sue: “No hay nada que no permanezca cuando se quiere de veras”.

¿Sueñas con castillos y marineros Pablo L? Hay cuentos que siempre vuelven.

Aprendemos siempre, a veces sin saberlo, a amar la vida Laura Montes. Yo también recuerdo así nuestra infancia.