Archivo | mayo, 2010

Cosas no tan pequeñitas

31 May

ns-008-21.jpg

Hay millones de momentos en la vida que a pesar de ser simples se convierten en históricos en nuestra memoria. Una rosa blanca, una caricia, una sonrisa, un adiós. Casi como cantaría Daniel Diges. Él, como muchos pequeños momentos de todos, se ha hecho grande para ser recordado mucho tiempo.

Un beso matutino, una caracola triunfal varada en una orilla, un abrazo, un paseo descalzo por el césped, un guiño, una tormenta para dos en una tarde de verano. Un perro que mira porque quiere hablar, un vermouth con amigos, flores que crecen a su antojo, un libro, una carta de puño y letra cuando no la esperas…

Me gustan esas pequeñas cosas que se hacen inmensas porque nos hacen sentir. Me gustan esas pequeñas historias que se hacen eternas porque no podemos desprendernos de ellas y quedan por siempre en el cajón del alma.

Hemos hecho ya dos años de blog llenos de historias. Eso también son cosas pequeñas que se hacen gigantes. ¡Gracias!

(La foto de mi sonrisa os agradece estos dos años de intensas palabras).

PD. Un abrazo eterno Daniel Diges. Nos contaremos todo Perséfone. Mercedes ¿qué tal fue todo? Esta casa era pequeña Susana y se hizo grande. Me gusta que te sientas cuidada Kenia. Mumu ¿te comes los regalos? Siempre estoy cerca Javi tapersx Zaragoza.

Laura, todo lo importante siempre queda, siempre, en los mejores rincones del corazón. Todo mi ánimo y mi fuerza estos días, ya te lo he dicho antes pero no podía dejar de reflejarlo en este blog en el que tú tantas veces nos hablaste de quien ya no está con vosotros.

Soy romántico Cristina Naranjo. Escuchar es buena terapia Toñi. Enhorabuena Franja. Hay gatos que enredan en jardines ajenos Trixie. Ojo.

Esa mesa blanca recibe a personas Pablo L, sin que importen sus sexos. Deberías saberlo.

Anuncios

No como los grillos

24 May

 hablando-al-oido.jpg

Estaban cenando hace unos días, cerca de mi mesa, un grupo de amigos cuando apareció, vestida de lánguido hechizo, una mujer de ojos tristes. Nadie calló salvo para saltar un hola fugaz y seguir con la alborotada charla. Parecía como si la tristeza de esa mujer no tuviera para sus amigos más importancia que la del pasar de un segundero en un antiguo reloj.

Ella se sentó, incorporando sus llantos a esa mesa de gallinas revolucionadas, como acostumbrada a la indiferencia.

Es curioso, a veces no nos detenemos ni un minuto a escuchar a otros. Aunque no hablen, aunque no griten, a menudo basta una mirada para saber que debemos detenernos a escuchar al que tiene algo que contar.

Estaba pensando en ello una de estas noches en casa sintiendo a los grillos, estos bichos noctámbulos, casi invisibles, que no dejan de hablar pero que en cuanto notan presencia callan, analizan y esperan antes de volver a su charla nocturna.

He metido mis pies en las huellas que los tuyos han dejado en la grava del jardín, sólo para que sepas que siempre te escucho, que no dejaré de escucharte cada vez que tengas algo que decirme.

PD. Mumu, Perséfone, Kenia, Mercedes, Laura, Susana, hay una mesa vestida de blanco tendida al sol del jardín esperando comensales. Todo llegará. Trixie no hay gatos en mi jardín. Franja me pedías que te dijera cuál era el atuendo masculino para emular a un cloche. La respuesta es un pequeño borsalino.

“Nos miramos, nos amamos…” maravillosas letras raúl ivanovic, gracias por sembrarlas en el blog. Gracias a ti por los besicos Javi tapersx Zaragoza. La primera rosa nunca se olvida Toñi. Gracias por tus instantes Sirocos. El alma besa a menudo con la mirada y habla con los ojos, anónimo. Las cosas pequeñitas, como las de Diges, son grandecitas Latva. No sé otros, Pakito, pero mis ojos suelen mirar con el corazón.

Nunca te sientas estúpida por haber amado Galleta, aunque no te hayan correspondido. Vivo contemplando expectante la vida Velvetina, desde cualquier andén. Regaladas tienes mis rosas Sue. Siempre.

Si tú eres feliz yo también Laura Montes.

Pablo L vivo eternamente enamorado. ¿Aún no lo has descubierto?

El cortejo

13 May

rosa_rojaaa.jpg

Una docena de mensajes que hierven, la espera de un encuentro entre las sombras líquidas de una noche de lluvia, una mirada, dos que se observan. Una mesa compartida en cualquier restaurante de la ciudad, qué importa el lugar. Una sonrisa que ilumina mundos. Un tren que parte, dos que se suben.

Una risa nerviosa mientras otro mira. Un temblor de dedos cuando otro acerca su mano sobre el mantel, la comisura de un labio a través de la lupa de una copa, algún silencio donde se escuchan corazones. Una rosa roja. Un testigo.

Hacía tanto que no llegaba a una cita portando una rosa, roja, única, prieta, nunca tímida. Como mi corazón estos días.

PD. Cuando uno espera algo nuevo es porque lo desea Susana, y así lo encuentra. Siempre hay que saber esperar raul ivanovic. Vendrán otras rosas en forma de sonrisa que te esperen cuando vuelvas a Madrid Perséfone. Te mando besos de poeta semi enamorado cristina callao. Ves como no siempre los charcos son tristes toñi. Otro beso de diván Cristina Naranjo. Siempre tuviste un hueco Pinocho. Mercedes será un placer, lo sabes, todo lo que imagines. Yo también te extraño Mumu. 23 besos Kenia, tú me entiendes. Trixie ¿preparando un tercer grado? Laura un abrazo relajante como el diván de mis cedros. Velvetina mi diván jugó a encontrarte. Llegará la beca Franja, espero. Yo siempre releo lo que me gustó un día Latva.

Es precioso que algunos ojos vean precioso lo que otros sienten Pakito.

Que no seas objetivo con lo que quieres define parte de tu generosidad Pablo L. Gracias.

El diván

3 May

 divan.JPG

No está en ninguna consulta. No mira hacia una mesa desde donde un cansino censor intente controlar los desvaríos de un soñador. No hay relojes que marquen un tiempo acotado por una tarifa. Ni títulos sobre una pared adamascada y plomiza. Este diván sobre el que vuelo estos días está tendido al sol, como las sábanas de antaño, dejándose mecer por la brisa y mirando al inmediato futuro.

He pasado algunas horas de los últimos días leyendo de todo. Me he dejado acunar por el tiempo, que sólo es suave y lento los días que se tiene, para bucear en lecturas pendientes. Pero no ha sido sólo literatura. He leído muchas de esas palabras que me mandáis sin conocerme. Cartas, mensajes, e mails. Lo hago cada vez que puedo, últimamente desde este mullido diván que mi hermana Paula tenía olvidado en un rincón de su garaje y que he desempolvado para darle libertad.

Como los locos, me he subido a un diván del tiempo con la intención de que la mente vuele. En él me he instalado estos pocos días de semi relax hasta que lleguen, en breve, algunos nuevos proyectos que van cociéndose. Desde aquí os leo, os escribo y os vigilo.

PD. Kenia te mando todo mi cariño y más. Laura a ti también y mucho ánimo con tu padre. Escribo mucho Latva pero menos de lo que quisiera. Cuando haya libro terminado lo sabrás. Trixie desde luego que tú eres una de las pécoras. ¿Lo dudabas? Gracias * (asterisco) por tu escueto nick y mensaje pero que tanto dicen. Mercedes espero tu comida de Barcelona, antes igual nos vemos en Madrid. Por cierto a mí también me encanta Guardiola. Susana deja de trabajar y organiza algo. Toñi tengo pendiente una visita a Asturias, más quisiera poder multiplicarme. Gracias por la excepción Yil. Gracias a ti por lo de divino raul ivanovic. ¿Tendrás ladrillos para tu torre Quique? Mumu escaquéate más mujer. ¿Estás enganchado Javi? Me gusta. Perséfone en mayo siempre hay flores, siempre, pese a todo. Siempre soy lo que soy Franja. Velvetina el primor te manda un abrazo tan grande como tus letras.

El mejor tatuaje es la memoria Pakito.

Pablo L tú siempre me ves bien, guapo y feliz. No eres objetivo, pero me encanta.

PAGINA OFICIAL FANS DE NACHO MONTES EN FACEBOOK

NACHO MONTES EN FACEBOOK