Archivo | junio, 2009

La niña de junio

28 Jun

nachoylaura.jpg

Hay llaves, como las maestras, que tienen la capacidad de abrir todas las cerraduras con el mismo metal y el mismo pulso certero. Supongo que ese metal misterioso que todo lo puede es el que cubre la piel de mi hermana Laura y el que cubría la de mi madre.

Un 28 de junio de hace treinta años mi madre trajo al mundo, como regalo de su propio cumpleaños, a mi hermana pequeña. Yo tenía nueve entonces y a pesar de la alegría de un nuevo hermano no imaginé el hechizo que mi madre nos había regalado. Ha sido siempre mi hermana Laura, a pesar de los años que nos llevamos, una llave especial para abrir muchas puertas. A veces hasta las imposibles.

Este domingo mi madre también habría cumplido años. Si no está terrenalmente es porque tenía que protegernos desde algún lugar, abriendo otras puertas. Desde allí ella será eternamente joven y bella. Desde aquí mi hermana hoy es casi su clonada fotografía.

Os dejo esa foto familiar de una tarde de verano, la niña que beso es esa hermana que nació en un junio pasado que sigo recordando.

PD. Hoy, como el mismo post, la posdata es para esas dos mujeres que han formado, en parte, esto que ahora es Nacho Montes.

Anuncios

Tópicos de verano

21 Jun

image_621.jpg

Para algunos el periodo estival sólo empieza cuando se quitan los calcetines y llega la jornada intensiva. Fuera de la ciudad el verano se instala de distinta manera. Uno se da cuenta cuando los grillos sacan a diario sus guitarras de noche y los cerezos empiezan a llenarse de corazones rojos.

Me gustan los tópicos del verano. El olor a coco de esas cremas de sol que prometen sueños con viajes lejanos, los arroces amarillos con marisco bajo un toldo de rayas marinas, mojar las patatas fritas en el escabeche de los mejillones, las cervezas del aperitivo, los pies descalzos por el jardín o la playa, las caracolas que inspiran romances oceánicos, las alpargatas de toda la vida destalonadas, los ronquidos de un abuelo bajo una higuera, las burbujas de corcho en las espaldas de los infantes, los cestos y los sombreros de mimbre que llevaba mi madre cuando salía a comprar fruta,  las picotas en cuencos con hielo, la sandía en tacos, las velas en la tibia oscuridad del porche, las tartas de mi cumpleaños ya cercano.

El verano siempre me despierta esos tópicos que me huelen a infancia. Igual es que no sé dejar de ser un niño.

(La foto es del primer corazón que ha dado ese cerezo que me trajo mi ex en primavera de un viaje a Extremadura. Os dejo este post con los grillos ya tocando cuerdas en la noche de mi jardín).

PD. Amiguito polaco gracias por tus letras, te metiste de lleno en el blog y ellos te mecieron. No te quejarás. Te espero pronto por Madrid. Mercedes los madrugones en verano sientan mejor. Mumu haré caso a Pablo y me dejaré invitar a tu jardín en cuanto se vaya el aborrescente de campamento. Susana no se llama Darek el amiguito polaco, y me gusta más que el ex geyperman de la Obregón. Los buenos amigos mandan fotos de todo tipo. Sé que preferirías estar trabajando Perséfone pero todo hay que mirarlo con sonrisas, de momento aprovecha el tiempo de ocio. Te agradezco que sigas leyendo Edu rendido a Nacho Montes. Cuidado con las siestas largas FranJa que dejan atocinado. Jamás me afectan las críticas Rafa de Gijón, a veces hasta las extraño. Intento llegar siempre hasta donde otros me esperan Ángela. ¿Qué tal las vacaciones Laura? ¿Cómo va la boda de tu hermano Kenia? También me gustaron tus ángeles Sirocos. Gracias Quique por apreciar la ternura en la foto del vientre pálido, esa era la intención. Pero si uno puede poner un Darek en su vida, como apunta rafa, pues adelante.

Gracias Vasco por los besos extranjeros. Sigo siendo material sensible Sue, por eso me emocionan tus entradas al blog. Yo espero bolera que el amiguito no desaparezca como las luciérnagas que tú cuentas, y que compartamos sus flores color Verili.

Yasminatrapecista por fin volviste del abandono, no como Yo. Pablo L yo siempre he soñado con buganvillas en mi jardín serrano, pero no todo es posible. Tráeme unas hombre!

Flores de Polonia

14 Jun

polonia.jpg

No importa de dónde se viene, si se sabe llegar, enraizarse y crecer. De eso he hablado estos días con un amigo polaco que pronto desembarcará en España. Yo nunca he estado en Polonia pero ahora, cosas del caprichoso destino, llega un trozo de allí para enseñarme todo lo que no he de perderme.

En el jardín serrano de un buen amigo siguen cada verano floreciendo esos rosales ingleses que trajo un día hace ya tantos años que ni él mismo recuerda. Son rosas blancas de té con puntillas viejas. Las flores hablan muchas veces por nosotros. Hablan de ayer y de hoy.

Hace al menos diez años que estuve en Holanda y en mi Sierra siguen saliendo los tulipanes que traje en bulbos, envasados en sobres sin fechas de caducidad. Ellos no se vencen al tránsito ni al tiempo. Ya no son extranjeros, se han hecho a esta tierra.

Esta semana he recibido esta foto de mi amigo polaco. En cualquier lugar del mundo, haga frío o no, lata la austeridad o la opulencia, llueve, sale el sol y explota una flor. Esa cálida campanilla lila sobre su pálido vientre báltico, me habla de sentimientos y me invita a seguir creyendo que no importa dónde estés, dónde vayas, ni de dónde vengas. Sólo importa ser lo que eres y saber llegar hasta donde otros te esperan.

Os dejo este post en una noche de verano en la Sierra. El cielo está plomizo, las rosas chinas hacen guiños rojos. Lejos alguien pasea por un río mirando a un cielo oscuro.

PD. Mercedes no hay oro para pagar a Pablo L por la foto de la sardinita bajo el kilt ni para que me organicen a mí una boda por una apuesta. Kenia no sabes cómo me alegra que pases victoriosa ese primer examen. Susana ten cuidado que no todos los ciclistas controlan sus cabriolas y sus locuras. Me han prestado un kilt para hacer la competencia a Pablo L. Vaya vidorra te pegas Perséfone. Supongo que es lo que toca cuando el paro asoma por el umbral. Aprovecha mujer. No te mees Quique porque la ironía y yo vamos siempre juntos al baño. Yo no aguanto a las “maris” Franja. Gracias fanfatal por esos días sagrados que me escuchas. Mumu no te bebas el tinte mujer. Vaya fin de semana serrano eh, todo el día en bolas para poder respirar. Sirocos, me encantan tus rojos. Bienvenido de nuevo al blog ignacio, no te reprocharé la huida porque vuelves contento de hacerlo. Gracias.

A ver rafa, si escribes esos comentario para que te haga mención especial aquí la tienes. Por puntos, como sueles hacer tú. 1 Si fuese a todos los eventos que me invitan no tendría horas en mi vida ni para dormir. 2 No voy cuando me aburro pero sí es cierto que lo hago con hambre social. 3 No soy yo el que tiene problemas de tráfico, es Madrid quien los tiene. 4 y final, un showroom es sólo para profesionales, no es venta a público. Por cierto provinciano, tengo más de cordero que de lobo. ¿Contento?

Hay soldados Juliky que nunca sabrán retirarse. Yo soy de los que valgo para otras batallas. Sue el fuego de una chimenea a mi antojo es pura libertad, me gusta que sepas apreciarlo.

Si ves a los sardinitas te colapsas Laura Montes, no lo dudes. ¿Yasminatrapecista y Yo volvéis al silencio?
Mendiga “fuego and mimos”, Pablo L. Ya sabes que el que no llora no mama. Afortunadamente sigo sonrojándome, el día que deje de hacerlo habré perdido toda capacidad de sorpresa.

Sardinas que matan

8 Jun

sardinahortera.jpg

Que un tipo que no te conoce de nada y al que acaban de presentarte en un cóctel te llame “cari” reiteradamente es como para aliarse con el alcohol de toda la fiesta, bebérselo sin tino y abandonarse al olvido. Si a la charla se une su acompañante y se llaman uno a otro “sardinita” y “pichoncito” ya no hay alcohol que ayude a olvidar. En ese momento sólo queda una huida a tiempo antes de abrirse las venas en las cubetas de hielo donde se enfría el cava.

Hay algo siniestro y cómico a la vez en algunas frases que utilizan ciertos desconocidos con tal de entablar charla en un acto social. Yo era consciente al despedirme de esos interlocutores de que jamás volveríamos a vernos pero aún así zanjé aquella conversación con un “nos hablamos”. Será que quise ser educado antes de rebozar a aquellas dos “sardinitas” y lanzarlas a un fuego eterno.

Después de una semana de actos varios (salvando el cóctel que dieron mis amigas las Carrillo en Casa Decor) uno se da cuenta de que hay sitios donde ya no se puede ir si no quieres acabar siendo un pobre pescado azul en las fauces de un fauna hortera que te pediría matrimonio sin saber ni tu apellido.

Para mi regocijo llegó el fin de semana y palió todo mal. En la Sierra ha vuelto un otoño repentino a las puertas del verano. He cambiado la piscina por la chimenea y me he abandonado a la escritura y a la lectura para olvidar a las “sardinitas” que preñan la sociedad actual.

PD. Mumu te has perdido el regreso de un otoño fugaz en la Sierra. Te agradezco los besos dulces que dices que merezco Perséfone. ¿Cómo va el paréntesis laboral? Te pega el olor de abril Kenia. En dos días Susana cambias la morriña por tus vacaciones. Cuidado con las bicis sin frenos. Mercedes este fin de semana habrás tenido playa mojada ¿no? Me gusta abriros las puertas pocoyo. Gracias a ti Sirocos que siempre llenas de azules tus comentarios. Quique cuando a uno le pillan la fortuna siempre es de dos. Gracias a ti y a Ángela por verme “azul”. Cuánto tiempo sin leerte fanfatal, ¿cómo va todo? Un placer poche, gracias por tus piropos. ¿Veraneas en el norte FranJa?

Los besos turquesas Sue calan como el Mediterráneo.

Sólo ha hecho falta una ídem de ortografía de Pablete y un recuerdo ibicenco para hacerte volver al ruedo Yo. Espero que no te calles de nuevo. Pablo L mientras sólo te enamoren mis textos… No estuve en Ibiza, más quisiera.
Laura Montes a ver si nos escapamos a la casita de los tomates “fumaos”.

Azul

2 Jun

ibiza-2005-003.jpg

Hay a lo lejos una línea fina, como la estela de un avión en una mañana de junio, que separa el mar que baña mis pies del cielo que me cubre. Muchos veranos he pasado horas con los pies metidos en un mar, mirando el horizonte. Hoy esa línea se dibuja en mi mente mientras me dejo mecer por el arrullo lejano de una segadora, el olor de un césped, la marea ligera que crea la depuradora de la piscina, la tibieza de un libro bajo un pino piñonero. Así he pasado este lunes serrano.

Junio siempre ha sido así para mí, desde niño, azul, generoso y expansivo. Hace sólo un junio llegó aquel cocodrilo bajo la cama para huir después. En junio llegó otro cocodrilo, años atrás, de ojos tan oceánicos como los gemelos que un día le presté y que vuelven a estar en mis camisas. En junio nacieron mi madre y mi hermana pequeña, el mismo día. En junio siempre llegaba la libertad tras un año escolar.

Hay algo que vuelve cada junio, no sé bien qué es, no sé quién lo empuja. Sólo sé que me hace feliz y que tiñe todo de azul.

(Os dejo una de mis fotos de la Ibiza que tanto me ha dejado apreciar esa línea azul durante años).

PD. Si sentiste consuelo con mis letras Susana todo tuvo sentido. Perséfone que se sientan orgulloso de alguien sin conocerle es la pera. ¿Cómo va tu nueva vida? Disfruta de tu verano sabático. Mumu hoy he tendido en este balcón una sábana blanca que refleja azules. Me gusta hacerte las cosas fáciles Kenia con el blog. Alguien me bendice, Merlín o no, Óscar. Gracias por tus letras también. Crezco rápido Quique, la genética es así. Gracias a ti por estar Laura. No en todo estamos de acuerdo Mercedes pero eso es también la esencia de este blog. Gracias compañeros admin. Será un placer saludarte en el próximo directo con público FranJa. Te mando un beso hasta Londres Esther G. Gracias por llegar al blog POCOYORafa me quedaré con la C de tu cuestionario. En julio cerraré con un nuevo chat los encuentros digitales de la temporada de COPE. Espero que me sigas viendo transparente Ángela. Me gustaron tus eternidades Sirocos.

Gracias Pinocho por lo de manojo de dulzura y a ti Astrágalo por los abrazos de canguro. No sé qué decir VELVETINA, siempre me dejas, como los junios, un perfume en la piel.

Guapo me ves paquita corleone porque te hago sentir. A mí me pasa siempre con la gente que quiero. Otro te quiero a ti Vasco amigo. El día que deje la sensibilidad por el camino Sue se habrá llenado todo de malas hierbas. Sólo sé caminar así, como soy. Gracias bolera por el vino blanco helado virtual que me mandas y por entender tan bien la libertad que me hace volar, que nos hace volar.

Yasminatrapecista y Yo también formáis parte esencial de este año de blog. Soy buen amante Pablo L porque amo. Gracias por tus palabras durante todo este año. Sin ti no habría sido lo mismo, seguro. Laura Montes, hermana, que juntos veamos siempre los éxitos.