Archive | diciembre, 2008

Trineos, camellos y otras guerras

26 Dic

magos.jpg 

Conozco gente tradicional hasta el extremo de ser capaz de dejar la cena, el vino y la charla para acudir a la Misa del Gallo, gente que vive la Navidad como unas vacaciones de playa en otro continente e incluso gente que no soporta estas fiestas. Vivimos las navidades de tantas y tan distintas maneras.

Tengo un amigo que dice que cómo es posible que un gordo borracho vestido de rojo y que viaja en trineo se haya instalado en nuestra costumbre popular con lo tradicionales que eran Melchor, Gaspar y Baltasar. Razón no le falta, hay centros comerciales por los que trepan miles de papá noeles como bomberos absurdos. A mi casa, afortunadamente, seguirán llegando los Reyes de Oriente.

Estos días, navidades con anginas, vagaba por la cama pensando en estas fiestas y me vino a la memoria el olor del ponche, ese vino dulce con membrillo tostado que se cocina en el alto Aragón para la Nochebuena. Mi tía Concha lo hacía de vicio. Ella se llevó la receta y jamás hemos vuelto a probarlo. Me ha venido a la memoria también lo que nos reíamos en las cenas de Navidad con mi madre, con mi suegro y con otra gente que falta. Hay que seguir celebrando a pesar de todo, y sin dolor. Así lo hacemos nosotros cada año, con ausencias, anginas y lo que caiga. No queda otra.

Yo estas navidades he comprendido en mis carnes el anuncio de El Almendro. Será porque en casa nunca hubo nadie viviendo fuera y que llegase de lejos estos días. Y ahora, nunca es tarde para nada, ha llegado de lejos, sólo para pasar unos días, alguien a quien no sabré dejar de querer nunca, vivamos lo que vivamos.

Supongo que todo esto es la Navidad. Encuentros, amigos, familia, amor, caprichos, recuerdos, mesas compartidas y, nos guste o no, hasta bomberos con sobrepeso vestidos de colorao que escalan colosos de ladrillo.

Os deseo lo mejor estos días. Que se cumplan nuestros sueños y que sepamos vivirlos.

PD. Los cofres de la memoria no se pueden robar Quique, hay que disfrutarlos en las palabras del que lo abre. Susana mucho ánimo estas navidades distintas para ti. Me alegro Kenia de que todo quedase en un susto sin importancia, disfruta de esa suerte que no a todo el mundo le sonríe, todo tiene un porqué. ¿Ya recuperada del todo Perséfone? Espero que hayas podido lucir tus vestidos estos días maña. Atreyu soy lo que soy y me gusta que te guste. Gracias Fanfatal por hacer que tus exboyfriends sean fans incondicionales míos. Gracias una amiga por todo eso bueno que dices que te he traído este año. Ángela otro abrazo especial para ti estos días. Me gusta tu descarada sinceridad Mumu, con lo de “qué pene” querías decir “qué pena” supongo, ¿o te traicionó el subconsciente? No cierro el cofre Astrágalo, nunca se sabe quién está por llegar. ¿Qué tal van tus estudios FranJa? Seguro que 2009 te sonríe para compensarte este año Galleta, confía en ello. Hormiga me alegra saber que sigues en algún lugar. Siempre hay que celebrar algo en la vida Mari_Ipas, hazlo. Ayn Riad la ironía es un camino sutil que demanda inteligencia para ser recorrido, si dije ese “ambos dos”, no lo recuerdo, entenderás que no era una lección lingüística sino esa ironía que sirve para burlar semánticas. ¿En qué evento no te atreviste a saludarme?

Luisete gracias por decirme que vengo a ser un ángel en vuestras vidas, pero prefiero ser otra cosa, que los ángeles no tienen sexo. Qué aburrimiento.
VELVETINA gracias por tu regalo de Navidad en el blog, me ha encantado tu caja de los recuerdos. Y no quemaré los fósforos mágicos salvo en hogueras de vida pura.

No pensaba dejar que te marcharas paquita corleone. Hay flores de canela que suenan.
Pablo L es inevitable, llegas a la sierra y noto tu presencia cálida en algún rincón de este valle de montaña.
No lo hago obligado Yo, sólo porque la vida es así, caprichosa, hoy vuelves a estar destacada en mi posdata con Yasminatrapecista. Sois como mis anginas, algo que está dentro y que nunca se irá, se manifieste o no.

El cofre de los cúmulos

18 Dic

perla1.jpg 

Estos días que la nieve me ha mantenido más tiempo en casa me he dedicado en parte a esas cosas que todos hacemos cuando el año está a punto de huir. He repasado asuntos, circunstancias, ideas y sentimientos. Y he concluido que 2008 no ha sido tan malo como pensaba y que he sido feliz, o al menos, no infeliz.

Este año nació mi blog, nuestro blog, allá por mayo, y hoy ocupa gran parte de mi tiempo. Este año he conocido a gente que ha dejado, de una u otra manera, un hilo de sentidos en mi vida. Igual no he sabido seguir todos esos hilos. En ocasiones he tirado de algunos y en vez de acariciar una manta cálida sólo he hallado un puñado de lanas desmadejadas. Eso también forma parte de nuestra historia así que no renegaré.

Me siento bien en el trabajo, en el amor, en el ámbito familiar, en las relaciones personales, en la vida. Será porque hoy he abierto el cofre de los recuerdos recientes y lo he visto lleno de cúmulos que me gustan. Muchos grupos de cosas revueltas, sin orden aparente, que juntas hacen que hoy sonría.

Había cocodrilos, amigos de siempre, amigos nuevos, amantes, recuerdos que nunca se borran, sueños por cumplir que no se desvanecen. Había trabajo, salud y hasta algo de dinero que no me convierte en millonario pero me permite respirar aún. Había una foto de mi madre, dibujos de mis sobrinas, sonrisas de la gente que he querido y que no sé dejar de querer, había flores blancas que me hacen pensar en buenos momentos. Había estrellas. Había vida.

Había, en definitiva, un cúmulo de momentos que conforman mi presente. He dejado el cofre abierto. No quiero cerrarlo y abrir uno nuevo el año que viene. Quiero seguir acumulando en éste. Ese es, en definitiva, nuestro valioso equipaje.

PD. Esas ganas que tienes de leerme Kenia son las que me hacen escribir. Uno escribe para que otros sientan con él. Generoso me hacéis vosotros Ángela y estaré siempre agradecido por ello. Galleta tienes razón, hay pocos regalos como los amigos. El Olivares tiene fachón Mumu, cierto, pero tiene más corazón que facha y eso me puede. Si los amigos son de verdad Perséfone, el viaje siempre llega a buen puerto. Te dejo un beso en tu almohada de gripe. Susana me encanta que me digas que te alegras de mis alegrías. Siempre disfruto de tus canciones Luisete, eres la banda sonora del blog, gracias. Quique navegué por los vídeos de youtube y me reí, gracias por mencionarlos. FranJa me gusta llenar tus tardes desde la radio. Cuántos días sin tus “holitas” kamelucha, me agrada que regreses, añosa. Hormiga me alegra tanto leerte y saber que tu madre ha superado la leucemia. Ahora aprovecha el camino que se os abre. Gracias por volver.

Equus yo sé tantas cosas que fliparías. Eso son los amigos, los que disfrutan con todo lo que rodea a la gente que quieren. A la Candela la quiero tanto pulga que no sé medir todo lo que me mola.
Vasco yo también te quiero, lo sabes. Claro que lo mejor de la vida es esperar lo que está por llegar paquita corleone. Mi fortuna es que tú llegaste hace tantos años que estás por todas las partes en el cofre.
Yasminatrapecista sé que estás, en silencio o no. Y eso también me hace feliz. Lo mismo te digo Yo, a pesar de tus dardos venenosos no sabría ser feliz sin tu presencia.

Pablo L como amigo para siempre ya me tienes, pero recuerda que los amigos también son amantes. Porque amantes, ya lo dije en un post, son los que aman. Da igual en qué manera o medida. Gracias por esa frase tuya en el blog “acepto al Olivares en nuestras vidas si tú le quieres Montes dear”. Tengo que quererte por fuerza amigo.
Michel Olivares tú eres todo eso que se puede amar (da igual la manera y la medida). No te quedes sin sentido hombre, todo lo que te digo es porque así lo siento. Gracias por llegar a mi cofre. Ya no sé si sabré sacarte.
 

Lo que está por llegar

14 Dic

51bf7bab11321836i3.jpg 

Me gusta no pensar en el futuro, es la forma más inteligente de vivir el presente y estrujarlo al máximo. Pero hay momentos en que uno intuye lo que va a desembarcar en su vida.

El jueves pasado viajé hasta Murcia con mi querida amiga Carmen Candela. Como muchos sabéis el viernes tuvimos radio con público. Viajar a trabajar allí siempre es agradable, Oché Cortés, director de nuestra emisora en esa región, lo hace imprevisible, divertido y lleno de sentimientos.

En este viaje he descubierto a una persona dentro de un personaje. Pocas veces ya, desnudas al personaje y te fascina lo que se esconde bajo su piel de farándula. Esa persona es Michel Olivares, un murciano mediático pero currante, buen compañero de mesa y mejor tío. Con él he compartido este viaje minutos de radio, cañas, cena, copas, baile, sentidos y muchos gestos y palabras. De esos y esas que desnudan, que quedan y que advierten de lo que está por llegar.

Ayer uno de sus mensajes al móvil rezaba, entre otras cosas, “aquí tienes un nuevo amigo”. La palabra amistad es algo tan grande que si se materializa puede llenar el vacío más complejo. Sigo creyendo que la amistad no entiende de tiempos sino de intensidades. Yo espero que sea real esa afirmación en ese mensaje que llega de Murcia y desde hoy, sólo porque presiento lo que está por llegar, voy a abonar mi camino para que ese nuevo amigo sepa preñarlo de semillas y caminarlo con sentimiento.

(La foto es ese Michel que acaba de entrar en mi vida y del que muchas cosas están por llegar. Sé que os quejasteis algunos porque he estado días sin escribir, ahora sabéis que mi viaje me lo impidió. Os pido paciencia cuando no llego a la hora que deseáis. Hoy, por vuestra espera, he vuelto a desnudar mi alma y os dejo este post en una noche nevada de domingo).

PD. Oché, Tati, Manolo Sotomayor gracias mil una vez más por vuestras bienvenidas murcianas, por acogernos con fervor casi fanático, me hacen sentir grande y querido. Gracias a José Antonio Sentis, Alfredo Semprun, Lartaun de Azumendi, Carmen Candela, Eneko Ezquerro, Belén Ródenas, por convertir este viaje de trabajo en lujoso placer. Gracias a mi jefa Cristina L. Schlichting y a su madre, por las sonrisas y los cariños compartidos. No sabéis lo que es trabajar con gente tan distinta y tan afín al mismo tiempo. En ese buen rollo tiene mucha culpa el trabajo inmenso de mi jefa de producción Marci Ortega, que está siempre presente.

El blanco puro acoge todos los colores Perséfone, yo también huyo de los somardones. Habrá nuevos viajes Quique para que llegues con el pie recuperado, no temas. Tienes razón Mumu tendré que buscar partenaire con 4×4. Estaba increíble la sierra, nevada de nuevo, al llegar de Murcia. Una partida de cartas con amigos es la mejor ludopatía Susana. Un placer viajar con vosotros Angela. Gracias Luisete por tus abrazos con melodías y a ti Ignacio por recordar con mis letras. Sirocos me encanta que te gusten mis huellas y los caminos que guían. Me gusta tanto que pasees las callejuelas de los recuerdos de mi mano VELVETINA. Si mueves cielo y tierra aguaderocío lo conseguirás, y será un placer encontrarte en Sevilla. Te extrañaba Mari_Ipas y hoy entiendo tu ausencia, ánimo, pronto el corazón estará reformado y deseo que nos lo cuentes. El merengue huele a azúcar dulce rafa, pero a mí me gusta más la nata, es como la nieve, menos dulce y más salvaje. Habrás vuelto nueva Kenia, los pueblos y las raíces hacen esos milagros. No hay tesoro más poderoso que la memoria FranJa, lo sabrás por ese libro de Marcel Proust que dices leer ahora. Si eres mi fan número 1 Raquel, intentaré estar a la altura, siempre.

Me gustan los que vuelven siempre a algún lugar que les hace sentir Ayn Riad. Yo también lo hago y me hace feliz.
Rubén, las dudas son traidores que nos hacen perder el bien. Me gusta que recuerdes conmigo.

Yo, Yasminatrapecista, hasta cuando no os prodigáis me gustáis. Hay flores que huelen y hacen sentir aunque no lleguen físicamente Pablo L. Yo noto las tuyas muchas veces.

La blanca memoria

9 Dic

calas.jpg 

Es increíble como una imagen, un olor o un diminuto detalle pueden hacerte retroceder en el tiempo. Supongo que eso es la esencia de la memoria. Todo está en algún rincón del cerebro aunque hayamos querido olvidarlo. Nada perece en este pequeño pero inmenso tesoro que todos poseemos. Siempre está vivo.

Esta noche de lunes, viendo una serie de televisión que habla de adolescentes, me impactó una imagen. Una rosa roja sobre el frío brillo de un ataúd joven me ha devuelto de golpe alguna ausencia. Pero no quiero quedarme con la tristeza, me ha servido para resaltar la vida. ¿Curioso verdad?

Ha sido un fin de semana-puente de estallidos de memoria que me han situado en la actualidad. El viernes, al salir de la radio, entré en una pastelería a comprar dulce para llevar a una cena. El olor a bizcocho me hizo viajar a la cocina de mi madre, una cocina que ya sólo está en los pensamientos. La visualicé con mi abuela, sentadas las dos en el office que había en mi casa de Madrid mientras mis hermanos y yo merendábamos.

El sábado, comprando el periódico, una mujer limpiaba el escaparate de la tienda de prensa. El olor del cristasol me volvió a hacer viajar. Me recordé llegando del colegio, subiendo los escalones de dos en dos y entrando en casa mientras Cecilia, nuestra tata, limpiaba los cristales del salón.

El domingo, dos amigas y yo nos tiramos en casa de mi hermana a ver llover, pasando la tarde. El sonido de las gotas en el tejado me transportó a tantas tardes de lluvia en mi sierra y mis Pirineos infantiles.

A veces el recuerdo nos duele. Yo intento cada día sacarle una sonrisa a ese dolor para seguir viendo la vida en blanco. Virgen, impoluta, sin sombras, blanco puro. Como el estado actual de mi alma, como quiero que sea mi vida.

PD. Muchos querrían tener la libertad de las ardillas dayer. Si no hay libertad hay que luchar siempre por conseguirla. Me gustó tu historia de la mosca Piluca Perséfone, y la mitología que esconde tu nombre más aún. En dos días estarás corriendo como un loco con ese pie que ahora está averiado Quique. Tú también formas parte de la sal de este blog, Kenia, con todos tus sentimientos y tus dudas. Estarás perfecta con el vestido en la fiesta Susana, ya nos contarás. Me encantó lo de Los Ángeles de Montes (no de Charlie). Yo también disfruté de tus canciones Luisete, gracias por tus regalos virtuales. Seguro que la ardilla Duda vuelve Ángela, me gusta que te gustase tanto el post. Astrágalo te agradezco la fidelidad al blog a pesar de no gustarte la cadena de radio que me contrata, es pura libertad. Y te agradezco de corazón que me veas interesante. Si nos quieres nosostros, los blogueros y el Blogger, también te querremos mumu, ¿nos extrañaste en Londres? Me emociona tu fidelidad confesada FranJa.

Óscar mi coche se llama Carmelo, sin bautizo de Cardenal. Gracias por escribir por fin, sabía que me leías. Lo de llamarme “escritor” me gusta en tu boca y en esas palabras que tan bien sabes plasmar.

Saber que el blog y mis letras te ayudan aguaderocío es mi mejor recompensa, tus besos siempre salen del corazón, al menos así los siento. Espero conocerte algún día.
Yasminatrapecista tu nombre es Ángel porque estabas predestinada. No lo dudes.
Pocas cosas me pueden sorprender ya de ti Yo, hables en francés o en arameo. Y todo me gusta porque es tuyo.
Me encanta que me veas un caballero Pablo L, lo intento siempre. Es bueno vivir haciendo que los que te rodean se sientan bien. Y me gusta mucho más que me quieras y lo digas en alto. Gracias blancas.
 

La duda y la ardilla

5 Dic

imagen-210-2.jpg 

Es fría y cortante, la duda, como un hielo deslizado entre la ropa y la piel cuando se tiene frío. Puede rasgar una noche tranquila y convertir un embalse en una ciénaga. Pero si uno está satisfecho de lo que es, la duda se desvanece, como se desvanecen las sombras de la noche en cuanto sale el sol de invierno.

Hace tiempo decidí que todo aquello que me hacía dudar debía desterrarlo de mi vida. Y que quienes dudan sabiendo que sus dudas pueden hacer daño no me despiertan interés alguno. Siempre he abierto la puerta del alma de par en par aunque no conociese a fondo a quien iba a atravesarla. Creo que sigo siendo así, inocente, quizá tonto, pero ahora sólo espero a los que saben robar besos, a los que sueñan en alto, a quienes saben sentir, a los que saben amar. Incluso a los que saben pedir perdón.

Estaba pensando en esto cuando cruzó por la cristalera de mi salón una ardilla. Una querida amiga mía ha puesto nombre a la que anida en su jardín serrano. Yo, que desde niño he visto como las ardillas venían a recoger las avellanas que mi madre dejaba en el murete de piedra de esa maravillosa casa, en la que mi familia gozó de la Sierra desde que recuerda la memoria, aún no había recibido la visita de ninguna de estas tipas divertidas y optimistas.

Ha llegado, la ardilla, y después de mirar por el cristal de mi salón, se ha marchado descarada. Me ha faltado tiempo para sacar cinco avellanas y dos nueces. No sé si volverá y quizá por eso y por lo que mi mente divagaba hoy, esta ardilla ya se llama Duda.

(La foto la hice en mi primer viaje a Nueva York, hace ya años, esa ardilla comía frutos secos en un parque cercano al hotel que me alojaba, el Carlton, en Madison Avenue)

PD. Perséfone para mí todos los comentarios son importantes. ¿Hay mejor manera de conoceros que a través de vuestras palabras y vuestros sentimientos? Mi jardín estaba precioso mañica, por eso quise compartirlo. Me enorgullece saber tanto de vosotros sin conoceros en persona, es la magia de internet. Escucha en silencio la nieve aguaderocío y acuérdate de mí, eso me hará sentir bien seguro. Me encanta Kenia que este rincón te ayude y pienses en cosas especiales, ese sigue siendo el motor de mis palabras. Los amigos Mumu son el corazón de nuestras vidas, estoy contigo, pero yo adoro además a mi familia. Mi casa no tiene nombre concreto rafa, me gusta llamar a las casas por las calles que las cobijan, así que la mía tiene nombre de pintor universal. Susana seguro que estarás encantadora con las joyas de tu abuela. Os imagino a Perséfone y a ti entre baúles. Muy vintage. Gracias Ángela por descubrir conmigo el fondo de las palabras. Sirocos me gustará que sigas mis huellas, es la mejor manera de descubrir lo que nos gusta. Un beso enorme Quique, cuídate ese pie, y no te enamores hombre, enamorarse de los desconocidos puede traer decepciones. Me basta con que me sigas con tanto cariño. Te mando FranJa un puñado virtual de esta nieve, para que no la extrañes. Te echábamos de menos Luisete, me gusta que vuelvas de cuando en cuando con tus letras y tus músicas. Ayn Riad y YIL os recuerdo estos días aunque no os lea a diario como antes. ¿Estáis bien? VELVETINA tú sí que regalas calor al corazón. Gracias por todas tus letras, están tan vivas que puedo tocarlas.

Yasminatrapecista y Yo sin duda, lo he dicho muchas veces, sois parte fundamental del alma del blog y ahora también del Blogger. No os cambiéis la falda en la calle hombre que vais a coger una cistitis de aúpa.
Me gusta seguir sorprendiéndote y enamorándote Pablo L. Gracias por aclarar las dudas que a otros les ensombrecen.

PD 2. Este Blogger os escribe los post con el alma abierta y después os lee con atención y cariño para saber qué responderos. La labor de un Blogger es esa, los comentarios os los dejo a vosotros. Así funciona un Blog, por si alguien tenía alguna duda.

Días blancos

2 Dic

nieve08.jpg 

No es una postal, así amaneció la sierra de Madrid a mi regreso de Barcelona.

Estas noches y días blancos me han recluido en este reducto del mundo donde vivo y disfruto de mi gente. Una chimenea encendida, velas, cenas, comidas y muchas risas a este lado de los cristales. Fuera, la manta blanca sigue congelando el otoño.

En el buzón un puñado de publicidades. Hay gente que surca la nieve para depositar propagandas que igual nunca serán leídas, sólo por ese esfuerzo yo las leo con atención antes de abandonarlas en la basura. En el buzón también una postal de Alemania, con besos y abrazos. En invierno las postales que llegan de lejos sientan mejor.

Había vuelto rendido. De cansancio por el viaje y de gusto por el reencuentro con los oyentes y algún amigo. Había dejado lejos las huellas de la playa para forjar otras nuevas en la nieve de mi jardín. Y curiosamente ambas huellas tienen un mismo destino, un mismo punto de unión, un mismo sentido. Encontrar a quien te hace sentir.

La luz que emite esa nieve, pintando las noches de blanca serenidad y los días de eterna limpieza, ha sido un bálsamo sin precio. Si a eso le sumo el calor de los amigos, el reducto se hace perfecto y lleno de secretos compartidos. Así ha sido mi fin de semana.

Mientras os escribo, esta noche de lunes, sigue nevando. Sabéis, la nieve suena. Cuando la noche trae el silencio y la escuchas caer es como si alguien agitase con suavidad un saco de organza lleno de plumas. Probadlo.

(La foto de hoy es mi jardín, que estos días cobija una nieve que no deja de caer, y mis huellas, caminando hacia algún lugar).

PD. Me sumo a tu alegría Perséfone por ese premio. Me encanta haber dejado huella en tu vida gracias a este blog. Ese es el motivo fundamental de mis letras, dejar huella en una u otra medida. No enmudezcas Ángela, el puro sentimiento seguirá aquí mientras otros sigan leyendo. Mis besos son simples Kenia, como todo lo que nace del cariño. Quique en Madrid a veces hay público, prueba. De todas formas el 12 de diciembre estaré en directo en Murcia. Me gusta estar plagado, a menudo, de inusitada nostalgia Astrágalo. ¿Aún no sabes cuándo escucharme? Miércoles y viernes por la tarde. Había gente guapa entre el público, siempre la hay mumu. Me gusta que tus chicos, también el de 57, me escuchen por tu culpa. Quizá no es olvido lo de la foto rafa sino intención y tienes razón, me tira tanto mi casa y mi sierra que no sé estar lejos mucho tiempo. No te quedes muda tú tampoco Susana, sin vuestras palabras no hay blog con sentido. Tienes razón, estoy preparado para la llegada de El almendro.

Hay que sacarle la pureza y el color a las mañanas más grises aguaderocío, si sigues mis huellas en la bajamar me encontrarás algún día. No era nostalgia trágica sino feliz FranJa, gracias por preocuparte, me gusta que estés pendiente de mí en el blog. Diego ya te contestó Yasminatrapecista a tu duda, ya dije un día que Soy lo que soy (I am what I am), como dice la Gaynor. Gracias Sirocos una vez más por esas palabras que huelen a vida, regresé a tu rostro para beberme tus lágrimas.

Si no llegas a emocionarte me muero Yo. No te quejarás guapa.
Yasminatrapecista estás al quite y me encanta.
Fue un placer Pablo L encontrarte en Barcelona. No sé si las huellas llevan el olor de mi piel, ni si soy como el Aneto, como me dices, pero estos días me siento enorme, blanco y limpio. Como la nieve.